Me llamo Ernesto, soy cocinero, y quiero decirles algo:

Los sueños se cumplen y esta es nuestra historia

Los sueños se cumplen si sabes cómo custodiarlos. Se lo digo yo, que hace cinco años llegué a este país desde mi Venezuela natal, dejando atrás un mundo de ilusiones rotas, pero trayendo bajo el brazo mis anhelos, ellos fueron mi único equipaje.

Los sueños se cumplen con trabajo, esfuerzo y sacrificio. Y eso es lo que hice desde el principio, dando pequeños pasos, que por alejados que parecieran, cada día me acercaban más a mi objetivo.

Los sueños se cumplen si sabes perseguirlos con constancia. Y es lo que trabajé desde el principio, buscando sin descanso la oportunidad de formarme, de aprender y de seguir evolucionando en mi cocina.

Los sueños se cumplen si sabes transformar las crisis en oportunidades. Y eso he procurado a lo largo del camino que me ha traído hasta aquí. Encontrar en cada caída un motivo para volver a levantarme; y recuperar, con más fuerza si cabe, mis ganas de seguir luchando.

Y eso es justo lo que pasó durante la primavera del 2020, cuando el mundo entero se sumía en el caos y todo parecía perdido. Decidí que aquello no sería el final de mi sueño, y me puse manos a la obra. Fueron muchas horas de investigación, de experimentación y de pruebas fallidas, con un solo objetivo. Lograr una cocina en la que salud y placer fueran inseparables. Y sobre todo lograr una cocina que llegara no solo al estómago, también al corazón.

Y así nacimos, de una forma sencilla, desde la cocina de mi casa. Mi sueño ha crecido hasta convertirse en una realidad.

Una pizza deliciosa y saludable. Parece imposible, verdad??

Pues no lo es. Hoy PIZZA NATURA es ejemplo palpable de que nada es imposible si se persigue con fe y perseverancia. Aquí encontrarás mucho más que comida, mucho más que alimentos. Encontrarás un espacio en el que sentir que se puede seguir soñando, que se puede seguir creyendo.

Bienvenidos a PIZZA NATURA. Mucho más que un restaurante. Un lugar para soñar.